Skip links

ØNE Clinic la primera clínica hølística

Cuando pretendemos mejorar nuestra sonrisa, normalmente acudimos a un odontólogo especialista. Una vez tratada la sonrisa, muchas veces nos damos cuenta de que los dientes están blancos y alineados, pero falta algo para que, esa pintura, los dientes, gane alma. Le falta un buen marco, los labios. La sonrisa es un conjunto y los labios son como un marco para una pintura, o sea, pueden cambiar por completo la percepción de su interior, darle más vida, destacarlo o todo lo contrario. En ese momento, la mayoría de nosotros acude al médico estético para preguntarle por un lip enhancement y terminamos haciendo microfillers para aumentar el volumen del labio. Ahora, con el aumento de volumen labial conseguido, dejamos de ver los dientes cuando estamos con los labios relajados y eso, envejece significativamente el rostro, porque es propio de la gente mayor. Citando al Dr. Bruno Pereira – “si los labios enmarcan los dientes, el rostro enmarca la sonrisa y hay que mirar cada cosa como un todo, con un enfoque holístico. En casos así, muchas veces hay que hacer un lip lift en vez de microfillers o una combinación de ambos”-.

Normalmente los pacientes acuden a profesionales ultra especializados que tienen un alto conocimiento en zonas o técnicas específicas, pero que muchas veces pierden la visión global u holística de la estética facial. Ese es el secreto para una estética natural y orgánica que imite la naturaleza y que sea invisible (imperceptible). Si un paciente acude a un odontólogo para mejorar su sonrisa, un médico estético para mejorar sus labios y a un cirujano plástico para un rinoplastia mínimamente invasiva, y estos tres profesionales no trabajan en equipo, si no comparten protocolos o la misma visión de la estética el paciente termina “parcheado”. Es fundamental que un equipo multidisciplinar, bajo el mismo techo, entienda la orgánica de cada rostro, que planifique soluciones a medida de cada sonrisa y personalidad de cada individuo, que mire cada rostro como un todo. El futuro de la estética son equipos verdaderamente multidisciplinares que integran tecnología digital mínimamente invasiva en un mismo espacio